La realidad de la percepción

A veces es preferible ubicar una valla en frente de la casa del director general, o poner un anuncio en el programa que ve el director de marketing. Muchas veces no es lo que se dice, sino donde y como se dice. Puedes tener una campaña con unos resultados pésimos pero créeme que si impactas constantemente al que te tiene que juzgar probablemente esa percepción, para el/ella, sea otra.

¿Es ético, moral o profesional?, lógicamente NO, pero creo que explica muy bien el poder de la percepción.

La percepción es importante en la comunicación personal o profesional, y por eso voy a contar 6 pasajes de mi vida que me permitieron extraer unas conclusiones que CREO pueden favorecer la comunicación de las marcas.

LAS ZAPATILLAS MORADAS

Un amigo cercano que vino a visitarme durante mi estancia en NY, no se le ocurrió otra cosa que comprarse unas zapatillas moradas de lo más moderno. Si es cierto que pegaba con su personalidad, pero era un paso más en su estilo. A mi pregunta de por qué, me contesto muy tajante diciéndome que a día de hoy o destacas o no eres nadie.

Hay expertos que analizan los primeros segundos de una conversación. Y estos afirman que los primeros 10 segundos cuando conoces a una persona, marcarán definitivamente tu percepción hacia ella. Las diferencias son mínimas, pero una sonrisa, la cara seria, unas zapatillas de la marca X o un simple gesto en los primeros segundos, marcará lo que la gente piensa de ti.

ESO YA LO HE VISTO ANTES

Mis primeros días en NY, casi me rompo el cuello de mirar a la gente. Un chico con una rata blanca en el hombro, otro con un gato sobre la cabeza, un señor con un peine en la cabeza o mí preferido, un vecino que siempre sale a la calle vestido de Spiderman. Mi sorpresa fue al darme cuenta que al cabo de 3 meses ya ni les miraba. Eran parte de la ciudad para mí, pero no para mis visitas.

LA CAJA MAGICA

Durante mis estudios de Master, un profesor trajo una caja enorme que ubico encima de la mesa. Ante nuestras preguntas de que tenía en ella, nos dijo que nos lo diría al final de la clase. Todos estuvimos expectantes de lo que llevaba ahí durante el transcurso de la clase. Al finalizar, se fue sin decirnos nada. Un compañero le pregunto, “¿Qué lleva ahí profesor?”, “Vuestra atención, nada más” dijo él y nos enseño una caja vacía.

Un simple detalle fuera de contexto, captó nuestra atención durante 45 minutos, como nadie antes lo había conseguido.

SOMOS DOS COSAS NO MÁS

Los seres humanos constantemente tratamos de vendernos lo mejor que podemos. Contamos todo lo que hemos hecho y solemos pecar en extendernos. La realidad es que cuando tienes que poner adjetivos a una persona para describir su físico o personalidad, rara vez excedemos de 3 cualidades, verdad? (Alto, rubio y con gafas!)

En mi caso particular, me considero una persona curiosa y he metido mis narices en varios campos (informativa, comunicación, creatividad, medios, páginas web, etc…). Al principio contaba mi vida en detalle, hasta que me di cuenta que en el minuto 2 la gente desconectaba. Ahora me vendo en 20 segundos por que soy dos cosas a lo sumo nada más.

ME ENCANTÓ. Y AHORA ¿QUE?

Durante los primeros años de mi relación, y aprovechando mis contactos en el medio exterior, decido dar una sorpresa a mi chica contratando una marquesina enfrente de su casa felicitándole su cumpleaños. Imaginaros la sorpresa cuando fue a coger el autobús. Me convertí en un héroe para ella, su familia y amigas. El problema vino después cuando al siguiente cumpleaños la regalé un reloj. La percepción de la gente es que ya no era tan original y que me había relajado.

De estas experiencias saqué varias conclusiones aplicables al mundo de la comunicación.

  • Todo paso adelante en la comunicación debe ir englobado en tu personalidad/posicionamiento de marca. ¿Os imagináis un hombre con un cartel colgado anunciando coches de Mercedes?
  • A todo te acostumbras, o innovas o estás muerto. En comunicación es necesario buscar vías nuevas de comunicación que sorprendan a tu público. No te puedes relajar o la gente dejará de mirarte y apreciarte.
  • Debes destacar en el ambiente en el que te encuentras. Analízalo y adáptate. Es decir si vas a un concierto de AC/DC vestido de traje, destacarás pero, ¿a qué precio?. Os aseguro que un señor con un peine en la cabeza en Madrid, TODO el mundo le miraría. En NY es uno más
  • Todo lo que se salga del contexto es notorio. Un partido de futbol con una pelota rosa, un presentador en zapatillas y traje (Emilio Aragón), un taxi amarillo en Madrid, etc.
  • Piensa en las consecuencias a largo plazo. Si no puedes mantener ese nivel a la hora de sorprender a tu público en el futuro, sinceramente no lo hagas.
  • El primer impacto es el que cuenta. Si consigues impresionar la primera vez, conseguirás que se interesen por ti. Piensa muy bien como presentarte ante el mundo, porque esas primeras palabras, esa vestimenta, irán contigo hasta que demuestres lo contrario. Aplícalo a tu comunicación, y piensa muy en serio donde y como será tu primer impacto.
  • No trates de abarcar varios campos. Céntrate en uno o dos a lo sumo. Si tu marca se asocia al deporte, pon tu esfuerzo en él, porque sino la comunicación se diluye tanto que no serás nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Consigue el Media Planning Canvas

GRATIS!

TU PLAN DE MARKETING EN UNA SOLA HOJA!

Usa la metodología Media Planning Canvas para construir tu estrategia de Marketing.

Bien! Ya estamos en contacto. Ahora disfruta de las herramientas Media Planning Canvas!